Riesgo Sismico - Idiger 内容へスキップ
 

Caracterización General del Escenario de 
Riesgo Sísmico en Bogotá

 

 

Contenido

1. ¿Qué son los sismos?

2. ¿Qué es el riesgo sísmico?

3. Evaluación de la amenaza sísmica

4. Estimaciones de daños y riesgo sísmico

5. Acciones de reducción del riesgo sísmico

6. Preparación para la respuesta ante un terremoto

 

 


1.  ¿Qué son los sismos?

Un sismo o temblor es una liberación de energía que se produce por el desplazamiento brusco y repentino entre dos placas o por el movimiento también repentino en una falla geológica activa. Esta energía viaja en forma de vibraciones (ondas sísmicas) hasta la superficie de la tierra haciéndola temblar junto con todo lo que hay en la superficie, la mayoría de los sismos son de baja magnitud que no llegan a generar daños en superficie, cuando un sismo genera daños se denomina Terremoto.

 

 

Mayor información de los conceptos básicos de sismología ver página del SGC


2. ¿Qué es el riesgo sísmico?

 

El riesgo sísmico es la posibilidad de que ocurran en un lugar específico daños a las construcciones, afectaciones a la población y pérdidas económicas por un evento sísmico (terremoto). Para estimar el nivel de riesgo sísmico en un lugar hay varias metodologías que en general tienen en cuenta tres componentes básicas que son la amenaza, la vulnerabilidad y la capacidad de respuesta.

 

 

La amenaza sísmica se define usualmente en términos de la probabilidad de excedencia, sin embargo también se puede determinar de manera determinística para una fuente sísmica particular, el valor de la amenaza será función principalmente del ambiente sismotectónico de la zona y las condiciones locales de los suelos. El riesgo sísmico es mayor en las zonas donde la amenaza sísmica es más alta.

La vulnerabilidad sísmica de las construcciones e infrastructura se representa por la capacidad para resistir daño o afectación frente a la amenaza sísmica, es decir que un elemento con baja vulnerabilidad es capaz de resistir altos niveles de amenaza, en cambio un elemento con alta vulnerabilidad tiene poca resistencia para absorber la fuerza de la amenaza, por lo que puede sufrir daños fácilmente; por tanto el riesgo sísmico se reduce  cuando la vulnerabilidad sísmica es baja.

Finalmente, la capacidad de respuesta hace referencia a la capacidad de la sociedad (instituciones y población) para reaccionar adecuadamente en los instantes de emergencia y responder al impacto, controlarlo y recuperarse, es decir que una sociedad con alta capacidad de respuesta reflejado en su buena preparación, organización, recursos para atender una emergencia, capacidad económica y de gestión para recuperarse, sufrirá un menor impacto que una sociedad con baja capacidad de respuesta; luego el riesgo sísmico se reduce cuando la capacidad de respuesta de la sociedad es más alta

 

Enlaces y material relacionado:

 

 


 

3.  Evaluación de la amenaza sísmica

 

Colombia está localizada en una región sísmicamente activa, debido a que convergen las placas tectónicas de Nazca, la Suramericana y la del Caribe, y tenemos fallas geológicas activas como la de Romeral, Algeciras, frontal del Piedemonte Llanero, entre muchas más.

De acuerdo con los estudios de amenaza sísmica, Colombia se ha dividido en tres niveles de amenaza: alta, intermedia y baja. Esta categorización de la amenaza tienen en cuenta la ubicación de las zonas de convergencia de las placas tectónicas y de las fallas activas, los sismos ocurridos de cualquier magnitud, ya sea medidos por las redes sismológicas o caracterizados por reportes históricos.

El monitoreo de la actividad sísmica se realiza mediante las Red Sismológica Nacional de Colombia operada por el Servicio Geológico Colombiano, la cual tienen el fin de caracterizar los sismos ocurridos en el territorio nacional; es decir, dónde ocurre, su epicentro, profundidad y magnitud.  Esta información se emplea para estimar las afectaciones cuando ocurre un sismo y para los estudios de amenaza sísmica.

Los estudios de amenaza sísmica de Colombia han determinado que la ciudad de Bogotá está en una zona de amenaza sísmica intermedia, dado que se encuentra ubicada aproximadamente a 40 km de distancia de la Falla de Piedemonte Llanero que es la fuente sísmica activa más cercana a la ciudad y que tiene el potencial de generar sismos de magnitudes importantes.

Adicionalmente la ciudad de Bogotá cuenta con estudios detallados de respuesta sísmica o microzonificación sísmica, cuyo objeto es evaluar los efectos (amplificación o de-amplificación) que producen los depósitos de suelo y la topografía del terreno a las ondas sísmicas y zonificarlos en zonas de respuesta sísmica homogénea.

El monitoreo de la respuesta sísmica de los terrenos de la ciudad se realiza mediante la Red de Acelerógrafos de Bogotá operada por el IDIGER, la cual brinda información valiosa de los sismos sentidos en la ciudad en diferentes áreas de la ciudad para mejorar el conocimiento de la respuesta sísmica y en caso de un sismo fuerte estimar rápidamente posibles afectaciones.

Enlaces y material relacionado:

 

4.  Estimaciones de daños y riesgo sísmico

Con el fin de soportar y priorizar las acciones de reducción del riesgo sísmico de la ciudad, desde hace varios años se han desarrollado estudios que estiman para eventos sísmicos determinados los daños en las edificaciones y líneas vitales, pérdidas económicas directas por los daños y las afectaciones a la población.  De manera complementaria a las estimaciones de daño se han adelantado estudios de evaluación de riesgo sísmico en términos de pérdidas probables o por medio de índices de riesgo.

Enlaces y material relacionado:

 


5. Acciones de reducción del riesgo sísmico

 

Las buenas prácticas en los procesos de construcción de edificaciones e infraestructura es una prioridad para reducir la vulnerabilidad sísmica, por lo cual Colombia cuenta con un reglamento de construcción sismo resistente desde el año 1984, que se ha actualizado en el año 1998 y 2010.  Adicionalmente, Bogotá tiene reglamentado el estudio de Microzonificación Sísmica desde el año 2001, y actualizado el 2010, con el fin de que las construcciones de Bogotá se diseñen y construyan teniendo en cuenta los efectos de sitio.


Dado que no todas las edificaciones cumplen con los requisitos de sismo resistencia, desde hace varios años la administración distrital ha implementado programas de reforzamiento o reposición de edificaciones existentes como hospitales, colegios, estaciones de bomberos, escenarios deportivos y culturales, edificaciones gubernamentales, la infraestructura de movilidad y de líneas vitales, así como el mejoramiento de vivienda.

Otras medidas de reducción comprenden la protección financiera, la cual busca poder acceder a recursos económicos para la atención de la emergencia, reconstrucción y recuperación. Las estrategias de protección financiera son los fondos de reserva, créditos contingentes, seguros y financiamiento ex post.

 

Enlaces y material relacionado:

 


 

6. Preparación para la respuesta ante un terremoto

 

Institucional

La ciudad de Bogotá cuenta con El Marco de Actuación de la Estrategia Distrital de Respuesta a Emergencias, que define la organización y coordinación para la respuesta a emergencias, constituyéndose como componente esencial de la preparación para la respuesta, y como tal, es la base para el planeamiento de acciones como la capacitación, equipamiento y entrenamiento.

Las guías de preparación para la respuesta a emergencias, la metodología de evaluación de daños en edificaciones después de sismo, y la estructuración de un marco de actuación para la recuperación post terremoto son instrumentos desarrollados para la ciudad de Bogotá.

Realizar ejercicios de simulación y simulacro es esencial para poner a prueba los instrumentos para el manejo de desastres, así como el fortalecer la capacidad técnica para atender la emergencia. Una iniciativa importante ha sido la conformación de un grupo de profesionales voluntario para realizar la inspección de edificaciones después de un sismo.

 

Recomendaciones a la comunidad

Después de un fuerte terremoto hay un período de varias horas (a veces puede ser 24 o más), en el cual los cuerpos de socorro están muy congestionados. Es mejor no esperar ayuda en ese lapso. Usted y su familia deben ser capaces de atender la emergencia hasta que pueda llegarles ayuda. De las medidas preventivas que tomen antes del terremoto y de su comportamiento durante éste, dependerán en buena parte sus propias vidas.

Enlaces y material relacionado:

 

"Sus  comentarios o sugerencias a esta información son muy importantes, por favor enviarlas a Libardo Tinjaca al correo electrónico ltinjaca@idiger.gov.co"

 

Última actualización: 03/10/2017